Imagen de Anónimo

Login


ChepeRock 2017: el festival alternativo más grande de Costa Rica

El festival continúa creciendo año con año.

ChepeRock se ha convertido en el festival de música latinoamericana más grande de Costa Rica. Este año lo han llevado aún más lejos: 26 bandas, tres tarimas, nueva locación –el Parque La Sabana– y actividades complementarias como tattoo shops y rampas de skate y BMX dieron como resultado un festival inclusivo, seguro, aseado y de buen gusto.

Endemia fue una de las bandas que participaba por primera vez en el festival. Conversamos con el bajista Nilson Oviedo, quien disfrutó mucho la experiencia: “el valor agregado de este evento reside en la posibilidad de incluir a los jóvenes menores de edad en una escena que suele ser adultocentrista de bares,” comentó. Con el festival, Nilson recordó las épocas de La Finca, en los noventas: “éramos menores de edad en ese momento. Uno bailaba, brincaba, se golpeaba; éramos nosotros siendo nosotros y no importaba nada. Aquí (ChepeRock) la gente está vuelta loca, y eso mismo lo hacíamos nosotros. Hay mucha gente que se pone exquisita, pero ese separatismo no sirve. Lo que necesitamos es que lleguen y escuchen la música, que la prueben. La música necesita estos espacios.

ChepeRock logró demostrar con firmeza que la gente quiere música, que quiere espacios y plataformas para conocer lo que está pasando. Por ejemplo, las enormes Voodoo, Alphabetics, Adaptados y Los Cuchillos (estos dos últimos dos estrenando un LP y un EP respectivamente), con talento de sobra y muchísima energía dieron gala de sus capacidades.

ImagenImagen

Otro punto a destacar fue traer artistas que sorprendieran a la audiencia, como fue el caso con el cantautor guatemalteco José Soto quien colaboró con Pedro Capmany. Tras una gira en Miami y su paso por ChepeRock, nos contó que ahora se va para Denver a promocionar su música y planea desde ya volver a la próxima edición con un show más completo y ojalá algún tema colocado localmente en medios.

Desde México nos encontramos a Out of Control Army, quienes se habían presentado anteriormente en Costa Rica, en el Skavolution tiempo atrás. Su guitarrista Big Máscara nos contó que encontraron el país “muy diferente, muy movido; fue muy agradable el recibimiento. El festival tiene uno de los mejores sonidos de todos los que hemos ido alrededor del mundo. La gente se porta muy receptiva a la música; nos llevamos una excelente impresión del público. Quedamos con ganas de regresar el próximo año cuando estrenemos el próximo disco.” Saliendo de escenario se fueron rápido de regreso a su tierra para tocar en el Zócalo en el festival Semana de las Juventudes.

Imagen

Una de las bandas principales del festival fue Panteón Rococó, quienes trajeron a nuestro país un show que suena a 23 años de éxitos. Hace una semana fueron anunciados como uno de los actos principales del festival Vive Latino y en ese paralelismo nos contaron que este enorme festival les sirvió como plataforma para darse a conocer. Esperan que ChepeRock sirva de esa misma forma: que las bandas que lo aprovechen lleguen a las audiencias adecuadas y logren formarse profesionalmente como artistas y conectar con su público.

Mau Lucconi, bajista de Percance y parte de la organización del festival, nos contó de algunos de los obstáculos que tuvieron que superar al planificar este evento. "Hubo un cambio imprevisto en la fecha del evento debido a un choque de otros eventos en la Plaza de la Democracia y eso, en lugar de sacarnos del panorama, nos sirvió. La Municipalidad de San José hizo un gran trabajo en ayudarnos con los permisos necesarios, que son muchos". Le preguntamos si planeaban cobrar entrada en próximas ediciones, a lo que respondió que no lo ven como algo cercano a ocurrir. "Hay que ir poco a poco educando a la gente; no contamos con cultura de festivales."

Finalmente hablando sobre el próximo disco de Percance, nos contó que goza de colaboraciones como Caligaris, Kapanga, Kchiporros y la ya conocida con Auténticos Decadentes a quienes planean (sueñan, soñamos) tener en la próxima edición de este encuentro latino de bandas.

Imagen

Anocheció y vimos al Panteón Rococó romperla con confianza. Antes que desplegaran toda su energía, los ídolos latinoamericanos calentaban en su camerino y Monel nos contó que desde antes de llegar al lugar se ve el ambiente al acercarse al parque y se siente muy prendido. La banda viaja con al menos veinte personas entre staff y banda, lo cual ha hecho muy difícil regresar al país con mayor frecuencia; por eso la espera de cinco años para volver después de aquel concierto en el extinto Latino Rock Café.

Tanis, percusionista de la banda y miembro fundador encuentra nuestro país muy parecido a México. Logramos conversar acerca de festivales: sus favoritos son los que tienen que ver con causas sociales, que encuentran a la gente con las bandas más de cerca. “Una causa hace todo más interesante. Nos tocó vivir el levantamiento armado en Chiapas, cuando los indígenas se levantaron en armas contra el gobierno. Nos encontramos con nuestros pueblos y antepasados y eso nos impactó mucho. Veíamos la guerra en televisión, pero sentirla de cerca lo hizo todo muy real. Las armas fueron la última salida en ese momento, pero la música ayudó a mantener la paz. Bandas como Santa Sabina, Caifanes, Maldita Vecindad ayudaron a calmar el clima político, y de paso esas grandes nos heredaron un poco de su audiencia, nos ayudó mucho tocar en escenarios con impacto social. Nuestra música no es específicamente política pero sirve como un cerillo para crear un fuego y mover lo que está pasando.”

Tanis nos contaba que el monstruoso Vive Latino nació de conciertos por la paz que organizaban las mismas bandas con los grupos activistas. Entonces bandas como Molotov, Café Tacvba y Zoé se reunían a colaborar en el Zócalo y en diferentes espacios. "Ya luego vinieron unos más abusados y convirtieron la escena en negocio, porque eso son: festivales para vender, colocar sus artistas y no tienen un interés en influir políticamente. El gobierno ha cedido todas las concesiones para eventos públicos a Televisa, Ocesa y demás, así que para bandas independientes es muy difícil aproximarse a audiencias masivas". Uno que pensaba que solo aquí se dan esas cosas.

Imagen

Sin duda alguna los shows nacionales más fervientes fueron los de Ojo de Buey y Mentados. Dos bandas con un talento de exportación que perfectamente podrían haber tocado en el escenario principal. Ni la lluvia los pudo parar. Buenas noticias llegaron de parte de Mentados que anunciaron que para diciembre vienen con su esperadísimo segundo disco (por fin) y aunque no dieron adelantos todavía, pusieron a toda la audiencia a bailar, debo decir, un poquito más que los mexicanos que acababan de bajarse del escenario.

ImagenImagen

Luego vino Bersuit Vergarabat, pero antes de comenzar su esperado show, nos topamos con El Cóndor, uno de los vocalistas de la banda. Nos contó que disfrutan mucho tocar en Costa Rica y que tienen muchos amigos en el país. Al aproximarse el trigésimo aniversario de la banda, El Cóndor considera que "el ingrediente que nos ha hecho vigentes tras tanto tiempo es que la gente siempre sepa que amamos lo que hacemos, que sepan que somos un grupo de amigos que vive feliz en el escenario." Nos adelantó además, que regresarán muy pronto a Costa Rica: el 21 de enero podemos esperar verlos por acá de nuevo.

ImagenImagenImagen

Sobre la música nacional dijo "he escuchado muchísima música tica, amo y me encanta el folclore centroamericano". ¿Música nueva pronto? "Si, viene un disco nuevo el próximo año que va a combinar unos trabajos en estudio con algo en vivo y además estamos planeando una gira por Europa del Este que ayude a complementar la celebración de las tres décadas".

Al final del día, vimos 10 horas de música, arte, deporte y muchísima hermandad. Todas las bandas concuerdan con la premisa de que este es el momento de unirse, de exportar su talento juntas. Yo me quedo con algo que dijo Dr. Shenka de los Rococó: “No todo es Maluma, también está El Guato", quienes por cierto además de la mención, dieron un aftershow increíble con muchísima gente en Bar La Chicha en La Califonia.

No se pierdan de la galería completa de fotos en Facebook.

Fabián Zúñiga — Escribe sobre música, conciertos y cosas que hacen latir rápido/lento el corazón. Twitter @fabigoandbe. Facebook: /fabigocr. Hagamos cosas increíbles.