Imagen de Anónimo

Login


De paseo por un blog

adrianydiego.JPG

Un obligatorio compendio de nuestra experiencia como "blog invitado" en la revista SoHo. A lo largo de nuestra pasantía, conversamos, debatimos, y aprendimos. Lo pasamos bien.

No somos un Blog [8/6/09, Por Adrián]

Debo decir que fue sorpresiva la invitación de SoHo para escribir en el espacio de blogs invitados. Primero, porque nunca habíamos aparecido en otro medio como blog invitado. Segundo, porque no somos un blog.

Resulta apropiado entonces dedicar este primer espacio a tratar de aclarar las diferencias entre distintos tipos de medios digitales, específicamente entre un blog y una revista digital (89decibeles cae en la segunda categoría). La línea es delgada, pero existe.

"Blog" es uno de esos términos que a todo el mundo le gusta usar aunque muchos realmente no entienden el significado. El término es una abreviación de weblog, que sería algo como una bitácora en la web. Muchos blogs son justo eso; bitácoras o diarios personales en línea, donde la gente cuenta la anécdota que le pasó mientras paseaba al perro o se desahoga poniendo en escrito sus pensamientos acerca de la crisis o de su última relación fallida. Se podría decir que por ahí empezaron los blogs; y hace un par de años el blog personal era el tipo más común.

Recientemente el medio se fue popularizando, y cómo no: es versátil, inmediato, y por encima de todo, libre. Las temáticas evolucionaron y surgieron rápidamente blogs especializados, ya alejados del tono personal. Así, encontramos ahora blogs muy populares que tratan temas tan variados como lo son específicos.

Básicamente, los blogs son sitios web donde se publican textos (o materiales gráficos o audiovisuales) con cierta regularidad. El control editorial suele ser poco y el tipo de contenido es uno solo: la entrada o post. La gran mayoría incorpora la opción de comentarios para los visitantes, quienes podrán celebrar la obra poética del autor, criticar su posición política o preguntar por el uso correcto del Twitter.

Una revista digital, por su parte, suele tener un mayor nivel de control editorial sobre el contenido que se publica. Si bien muchos blogs tienen un nivel profesional y también controlan cuidadosamente la calidad del su material (les dije que la línea es delgada), no siempre es el caso, y dada la descomunal cantidad de blogs que existen en la red (se han contabilizado más de 112 millones), son la excepción. Por lo general, la libertad total es la norma.

Las revistas digitales, además, suelen publicar distintos tipos de contenido, tal y como lo hace una revista impresa. En 89decibeles, por ejemplo, manejamos noticias, artículos, eventos, reseñas de discos, y más. Así pues, SoHo como tal no es un blog, es una revista, y dentro de la misma, encuentra usted el blog de Caridad. Como ve, la esencia del blog en general está muy asociada con el autor, incluso más que con el contenido. Llámese Amelia Rueda, Luis Chaves, o Cristian Cambronero, la figura detrás del sitio es lo que más pesa.

Tal no es el caso de la revista. Así como usted, lector de SoHo, probablemente no sabe quién es Karina Salguero, el visitante promedio de 89dB no sabe quien es Adrián Pauly o Diego Delfino. Nosotros pagamos el baile y ponemos la música, pero no somos los que brillan en la pista.

A pesar de todo esto, aquí estamos: administradores de una revista digital escribiendo en una sección ideada para bloggers. Permiso, debo ir a desempolvar mis zapatos de baile. solo89-16.png

Internet no es el futuro [15/6/09, Por Diego]

Internet era el futuro hace 15 años.

Es fundamental partir de esto para dejar de hacer el ridículo. Es necesario comprender que no hay que prepararse para el mundo digital, hay mas bien que alcanzarlo, porque llegó hace rato.

La oposición va cesando, premia el sentido común y premia el inevitable progreso que siempre se abre camino aunque sea patadas mediante. Los románticos desaparecen ahogados entre las hordas de tuiteros y bloggeros que reclaman el mundo de la información como suyo. ¿Qué deben de hacer los medios de comunicación?

Deben dejar de combatir el coloso. Deben dejar de competir contra él, deben también, dejar de verlo como una "oportunidad". Todas estas cosas las ha hecho el periodismo costarricense, que inició perdiendo el "pleito" cuando menospreció de primera entrada el poder de la gente (valga el minihomenaje a Johnny).

Por años les ha preocupado no poder filtrar y manejar el flujo de la información. Por años se ha manejado la voz del pueblo, que ha encontrado su espacio solo en textos de limitados caracteres (el tuiter del pasado) en una sección donde la gente podía no más que desquitarse por la sopa fría en "un distinguido restaurante capitalino".

Sanseacabó. Cuando los periódicos se dieron cuenta, les agarraba (y les agarra) tarde. Ahora todos quieren una parte del pastel. ¿Cómo que Everardo tiene página y yo no? Yashín Quesada y Mario Segura ya lanzaron su puntocom también. En el 2009 señores, en el 2009...

Las reglas del juego están cambiando tan rápido que a los medios no les está dando tiempo de adaptarse. No hay excusa, deberán de hacerlo o aceptar el mandato de Darwin. A modo de ilustración de cuales minas evitar los dejo con un top 5 "no-no" criollos en la era del Internet:

5. Callar la voz del lector (casi todos los medios). La parte fundamental de la red está del otro lado del teclado. La interacción, la comunidad, el vaivén, todos engrosan el cauce de la información y aumentan la credibilidad. Sin el eco de nuestros visitantes no somos nada.

4. Publicar textos editados a la ligera. Particularmente inaceptable cuando se trata de un semanario, doble puntaje si se trata del semanario del Colegio de Periodistas de Costa Rica (Primera Plana). En una ocasión fui entrevistado por el medio. El texto final no solo acusó una inadecuada edición en términos de redacción, sino desatenciones de ortografía incomprensibles. El papel es biodegradable, los errores en línea quedan en piedra (o en el cache de Google).

3. Ignorar el crédito de la fuente, o peor aún, citar a Wikipedia (varios medios). Los dos errores son igual de graves. El medio no pierde prestigio alguno por reconocer que su fuente no es una agencia "reconocida". La información hoy día surge en cualquier momento y de cualquier lugar, si la hemos corroborado como Dios manda, toca entonces conceder el crédito correspondiente. Evidentemente, corroborar no significa entrar a Wikipedia. ¡A ver muchachos!

2. Editar textos ya publicados (varios medios). Señores, no se debe modificar el título ni el contenido de una noticia a la libre, mucho menos cuando el cambio es de fondo y no de forma. El lector no es estúpido, no tardarán en ser traicionados y desnudados por las mentes atentas que comprueben tales modificaciones. ¡Ética y sentido común!

1. Cobrar por leer el periódico en línea (La República). Nacieron muertos. Cuando enmendaron y permitieron acceso gratuito, solicitaron un tedioso registro. Siguieron muertos. Finalmente han facilitado el acceso a su contenido y son pioneros al permitir comentarios: ¡enhorabuena!solo89-16.png

No me toque el juguetico [23/06/09, Por Diego]

Hay un reconocido adagio en inglés que dice “Internet, serious Business!”. Nunca me ha gustado. Mientras ridiculiza la importancia del espacio se convierte además en una especie de luz verde para incitar a la gente a sacar lo peor de sí frente al teclado. Tal extremo es indeseable tanto en “el mundo virtual” como en el real.

Del otro lado, la cosa anda igual de mal. Habitan ahí los autoproclamados liberadores de la web, que básicamente ven en Internet un derecho más fundamental que el de la vida misma. Si por ellos fuera, el ciberespacio comandaría las agendas de todos los políticos del país, y poco deberíamos tardar en cerrar los medios tradicionales.

Forman parte de una revolución que hasta cierto punto comparto, pero que ellos viven de otra manera, con una peculiar sed de sangre, con una intolerante intensidad y con una lamentable necesidad de atención. Yo periodista, yo noticia. El que no conoce, es el enemigo, no podemos perder tiempo enseñándole, hay que sacarlo del paso. El que cuestiona, es doble enemigo, ignaro indeseable que ha de reconocer en Twitter (por ejemplo) la salvación de Irán, o aceptar su muerte a pedradas.

No es un fenómeno local, como algunos podrían pensar, atañe a todo el planeta, pero Costa Rica siempre tiene su propia versión de cada suceso en línea. Un pequeño eco, por así llamarlo, siempre “a lo tico”. Sin ir muy lejos, el famoso video de “Leave Britney Alone” se transformó en “Dejen a Maria José en Paz”. Esto sucedió luego de cientos de refritos semejantes, pero fue un éxito en nuestra tierra, por oler a tico.

Así las cosas, el debate que recientemente ha ocupado CNN, BBC y otros medios masivos internacionales también ha calado en nuestro país. Twitter ha “madurado” la semana pasada, y demostró que, cuando todos los reporteros huyen de un país al borde del precipicio social (a ver, déjenme ser amarillista para captar su atención) son los ciudadanos los que “reportan al mundo”.

La enorme batería de fanáticos del pájaro siente un regocijo similar al que sintieron cuando se partió el país en Cinchona. ¡Para muchos de ellos fue un evento más importante la consolidación de Twitter que el terremoto!

Sucede que yo no he podido quedarme callado (grave falta al mandamiento #1 del tico: calladito más bonito) y manifesté en más de una ocasión mi descontento con la cultura de pajaruelo travieso.

Por un lado, me parece que promueve la simplificación y banalización del lenguaje, y sobre todo, de la comunicación. En menos de 140 caracteres le digo al mundo cómo me siento hoy (¡es que al mundo le importa tanto!). El mundo me sigue, yo sigo al mundo, y nadie “sigue” a nadie. Tanta es la información que el pájaro se satura, que el pájaro desinforma.

Por otro, me parece un placebo más en la larga lista del recetario digital (MySpace, Facebook, etc), amigo de todo aquel que olvida que la vida trasciende la pantalla, y que hay gente real ahí afuera con la que puede tomarse una cerveza, compartir un partido de fútbol, o tal vez incluso, acostarse (sí, todas esas cosas todavía pueden hacerse en el “mundo real”).

Pero muy especialmente me indispone y asombra la actitud con la que mis críticas son recibidas. Poco menos que una mentada de madre parecieran mis palabras. Para no ir muy lejos, mi estimado socio, amigo (y ahora compañero de blog) Adrián Pauly me endosa el “no te gusta Twitter para sentirte más cool”.

Contesto en slang cibernético: Wtf? Otros conocidos de años simple y sencillamente dejaron de hablarme por mi posición. No miento. La filosofía pareciera ser o te unes, o no entiendes, ¡y si no entiendes no existes! (léase en voz de David Faitelson).

La semana pasada toqué la gloria en esta singular aventura cuando finalmente se me acusó de ser un obstáculo para la democratización de la web. ¡Nada menos! Como dato curioso, mi Némesis enlaza a una página que intenta paradodiar a SoHo.

Vivir en el medio de dos corrientes extremistas es complicado. Ayer, lidiando con uno de los que mencioné en mi primer párrafo (los de la diarrea mental en el teclado), se me acusó de ser financiado por Liberación Nacional.

Así que heme aquí. Enemigo del blog (¡Gracias Don José!), Enemigo del tuiter (¡Gracias Supernews!). Enemigo de la democratización de la web y, aparentemente, amigo íntimo de Don Ottón y de Don Oscar Arias. ¿Es tal cosa posible? solo89-16.png

Es cómo se use [29/06/09, Por Adrián]

Aparte de 89decibeles, yo me dedico al desarrollo de sitios web. Una de las principales reglas que se deben tomar en cuenta a la hora de crear una aplicación web es asumir que los usuarios las van a usar de la peor forma posible. Recalco, no se trata tan solo de prepararse para que no la utilicen de la forma óptima para la cual fue diseñada. No, hay que saber que los usuarios no van a tener idea de cómo funciona nada, van a meter toda la información al revés, no van a hacer click donde tienen que hacer click, y muy importante, nunca van a leer absolutamente nada de lo que uno les ponga en frente. Un buen desarrollador, entonces, toma las previsiones del caso para intentar proteger a los usuarios de sí mismos.

¿Pero cómo impedir que la gente use Twitter solo para banalidades, y además aburridas? ¿Cómo forzar a la gente para que use Blogspot para escribir entradas interesates, inspiraras e inteligentes? Claramente no se puede, ni es algo que le corresponda a sus creadores. El inventor de la motosierra no podría haber hecho nada para evitar que se usara para descuartizar gente.

Pero tristemente la regla de los usuarios se cumple aquí también, y podemos estar seguros que la gente se encargará de encontrar las peores formas imaginables de utilizar cada herramienta nueva que aparezca.

Cientos de miles de usuarios pasan el día y la noche metidos en cuanta comunidad en línea aparezca, manteniéndose ocupados actualizando su status, subiendo sus fotos, enviando regalos virtuales, contestando quices, y claro, posteando comentarios. Comentarios acerca del status de los demás, de sus fotos, de sus videos, de sus entradas en el blog, de sus regalos virtuales; comentarios acerca de otros comentarios. Pensar en lo que sería de este mundo si la décima parte de todas esas horas hombre fueran dedicadas a labores productivas.

Del otro lado están los que no entienden, no aprueban, o simplemente no simpatizan con el fenómeno. Lo ven todo como un gran sinsentido y entonces desatan su furia contra la máquina. La culpa es de Twitter. O de Myspace. O de Internet. O de las computadoras (extremo, sí, pero estoy seguro que hay muchos de esos por ahí también).

Pero no, señores. Las pistolas no matan a la gente; la gente mata a la gente. Internet, con todo lo bueno y lo malo que trae, es sólo una herramienta.

Hay dos buenas noticias en todo esto: primero, sí existe la gente que le da un buen uso a las herramientas en Internet. Claramente no son mayoría, pero por ahí andan. Segundo, que la mayoría de las herramientas sociales en la red permiten filtrar a quiénes queremos leer y de quienes preferimos no saber nada. Entonces sí es posible tener un balance; se puede ser un usuario regular de las redes sociales sin que eso signifique pasar 8 horas al día leyendo y escribiendo puras tonteras. Hay gente que las aprovecha para exponer sus trabajos artísticos, para compartir links interesantes o útiles, para reunir gente que apoye distintas causas, o como un medio de comunicación complementario, y no suplementario, de la interacción social en carne y hueso. (Tip: esos son los que hay que seguir en Twitter).

Las herramientas están ahi, a nuestra disposición, y cada uno sabrá cómo utilizarlas. Vendrán nuevos sitios, nuevas redes, y tristemente vendrán oleadas de gente que abusará de ellas. El truco está en no ser parte de esa masa, aportar algo útil, encontrar un balance, y tener a mano el botón de bloquear.solo89-16.png

La enseñanza de MJ y el jaque mate [06/07/09, Por Diego]

La mejor parte de equivocarse, es aceptarlo. No solo se abren las puertas a nuevas ideas más acertadas y por ende más útiles, sino que se rinde justicia al criterio erróneo, al modificársele. Si nos encerramos en el equívoco por no dar marcha atrás, caemos en la soberbia, y terminamos siendo una especie de Principito engañado e ignorante, que olvida que en este planeta no rige su criterio (aunque a algunos les encante pensar que es así).

Durante las últimas semanas he tenido el gusto de enfrentarme a Adrián y a otros ilustres pioneros de la letra digital en Costa Rica. En algunos de nuestros encuentros he llevado razón, en otros he sabido anotarme un autogol tras otro.

El último aporte de mi compañero me desarma uno de mis pleitos en forma notable. Todo está en el uso. Así como un vehículo en manos de un chimpancé es funeral anunciado, en manos de un chofer de la cruz roja es una vida salvada. Siendo Internet un océano sin regulación a la libre, es cierto que abundan los primates al volante. Sin embargo, en la mayoría de los casos, se les puede ignorar. ¡Santa solución!

Domingo 28 de Junio. Golpe de Estado en Honduras, Teletica y Repretel con el partido de futbol. ¿Qué hice? Entré al motor de búsqueda de Twitter. Desde ahí, apartando el consabido mar de estupidez, encontré valiosos enlaces con información oportuna, e incluso con señales de televisión internacional que transmitían desde Tegucigalpa mientras Micheleti se juramentaba.

Junto a mi cereal vespertino, tragaba mis palabras. Que la estupidez está hoy día globalizada es incuestionable, pero que yo decidí chocar de frente contra ella también. Uno siempre puede, con humor, esquivarla, tal cual lo hizo Jeff Goldblum después de que reportes que iniciaron en Twitter lo terminaran por confirmar muerto, el mismo día que fallecieron los otros dos ángeles.

*-*

Los tiempos no han cambiado, sino que cambian siempre, y cada vez más rápido. El otro día me endosaron a Darwin (¡la ironía!) y me parece que llevaban razón: o nos adaptamos, o nos lleva puta.

Resulta que los medios declararon muerto a Michael Jackson a las 5:20 p.m, seis minutos antes de que la hora oficial. Mi indignación no conoció límite. Me puse a sacar cuanta letra muerta me encontré y encaramé un trío de violines a la carreta. Que la ética, que los valores, que la práctica legítima y loable del ejercicio...

Rápido recibí el cariñoso recuerdo de la democracia: la voluntad de las masas comanda el timón de los tiempos. Una vez un colega me dijo "pues mucha más gente estuvo de acuerdo conmigo, por algo será". Así es, mucha más gente estuvo de acuerdo con llevar a Abel Pacheco a la presidencia y mucha más gente estuvo de acuerdo con disparar a Perez Hilton a la fama. Hay que saber reconocer las derrotas.

Hoy por hoy, la gente quiere noticias, y las quiere antes de que sucedan. Hoy por hoy, la gente quiere ser la noticia. Pararse en frente a eso con una pancarta no es solo pecar de inocente, sino también de bruto con delirios de terrorista suicida. Mejor será verles pasar, rescatar a los que tienen algo valioso que decir, y reconocer que los extremos siempre están empapados de altivez e ignorancia.solo89-16.png

4689 lecturas

6 comentarios

La ilustración es de Beto.

Imagen de admin
Desconectado
Empezó: 26 Dic 2007
Karma: 4220

Deliciosa lectura... yo confieso haber sido uno de los escépticos de "meterse" tanto en internet, pero he tenido que ir cambiando discurso y práctica adaptándome a nuevos escenarios.

La verdad, el cambio me ha funcionado desde diversas ópticas... ha abierto nuevas opciones para poner a trabajar los carajitos con los que trabajo, ha permitido reunir grupos de interés con los que se compartió en físico hace ratillo, pero donde la distancia ahora solo por acá se supera, me ha obligado a escribir más tras mucho tiempo de no hacerlo sistemáticamente, y, evidentemente, me da chance igualmente de rascármelas cuando no tengo nada mejor que hacer...

El uso es lo fundamental, podemos casarnos con la basura o con la productividad, la opción siempre estará cuando nadamos en un mar de aguas tan turbias...

Imagen de Marco Blanco
Desconectado
Empezó: 29 Jul 2008
Karma: 3116

Sobredosis de aleccionamiento. Con ustedes, aprendemos muchos también.

De algo sí estoy seguro, habrá unos cuyo camino a seguir será la auto-inmunidad. Otros tantos optarán por ser todavía más permeables. Cada cabeza es un mundo. Por fortuna la red, así como desata la enfermedad, ofrece la medicina, aunque cabe recalcar, no en las mismas proporciones.

Imagen de AlbertoCG
Desconectado
Empezó: 8 Sep 2008
Karma: 890

me gustó particularmente que sus blogs fueron una interacción, casi discusión, entre dos puntos de vista muy interesantes y bien justificados.

mis felicitaciones.

ahora, que adrian escriba más por aquí.

Imagen de chlo
Desconectado
Empezó: 20 Jun 2008
Karma: 3208

Excelentes artículos. Felicitaciones por sus logros.

Por ahí a mi hasta se me suben los aires y me pongo a soñar cuando nos pongamos deacuerdo por este medio y tomemos poder absoluto del país. Es cuestión de aprovechar el lanzamiento del próximo latinamericanidol.

ZZzaaaaaah! banana

Imagen de Oquedo
Desconectado
Empezó: 30 Jun 2008
Karma: 106

Señores los felicito, me quito el sombrero ante todos ustedes, simplemente Costa Rica los necesita, esta comunidad que ustedes han creado se ha basado siempre en los usuarios, como ley fundamental de toda comunidad, ustedes no son las estrellitas de dicho sitio.

En realidad eso me gusta la filosofía 2.0 que tienen, sobre todo por el cambio drástico que le dieron a su diseño después de haber sido un simple foro, pasó a ser algo más que ello, y siempre ha sido para los usuarios.

89decibeles es una de las páginas que más visito porque me parece muy distinta a las demás que hay en Costa Rica, tanto la gente como lo que aquí se comenta es otro mundo.

Espero que sigan manteniendo su proyecto por muchos años más.

Saludos.

Imagen de elgabo
Desconectado
Empezó: 25 Jun 2009
Karma: 304