Login

Imagen de Anónimo

We are the worst, we are the children

Creíamos que entre más fuerte gritara Cindy Lauper, más niños africanos sobrevivirían.

Crecimos en escuelas en las que las maestras se negaban a abandonar el libro La Tierra y sus Recursos, a pesar de que el 80% de lo que contenía había sido superado. La cara de sorpresa de mi papá cuando le di la lista de útiles, fue de foto. Se negó a comprar el libro... bonita forma de ayudarnos al cambio de escuela privada a escuela pública de zona rural.

Éramos los afortunados que teníamos qué comer, con qué bañarnos y podíamos ir a clases. Nada de explicaciones sobre las causas y si era necesario señalar culpables, señalaba hacia nosotros el dedo acusador, por no comernos todo lo que le cabía a un plato. Por eso, cuando la abuela Miriam visitaba, Seidy nos ponía una bolsa debajo de la mesa para esconder lo que no nos cabía y así evitar tener regaños como postre.

Y en esos tiempos, en guerra fría, la industria musical cumpliendo con su ideo-lógica de forma admirable:

[Nota irrelevante: ¿Notaron cómo en el 4:29 aparece un mae barbudo a la moda actual?]

Con USA for Africa y una cadena humana que cobraba $10 US por unirse, se recaudaron más de 100 millones de dólares. Estamos hablando de los por ahí de 1985, cuando el hambre en Etiopía se convirtió en tema central de las cenas familiares y las fotos de niños a punto de morir inundaban los noticieros. Los ingleses se habían adelantado: Do they know it's christmas time ya había hecho el intento con Bob Geldof y su Band Aid. Morrissey, a quien adoramos por su coraje además de su música, lo dijo bastante bien: "The whole implication was to save these people in Ethiopia, but who were they asking to save them? Some 13-year-old girl in Wigan! People like Thatcher and the royals could solve the Ethiopian problem within ten seconds. But Band Aid shied away from saying that — for heaven's sake, it was almost directly aimed at unemployed people".

Y sí, confiábamos en que cada vez que pasaban esos videos en la televisión, estábamos cambiando un poquito el mundo. Creíamos que entre más fuerte gritara Cindy Lauper, más niños africanos sobrevivirían. Después no supimos nada más y para muchos, África sigue siendo eso, una postal lastimera. Ahora me entero de que esos fondos siguen dando vueltas. tengamos fe en que no se han gastado en pagar a expertos en pobreza.

Muchos años después, Geldof volvió a intentarlo con su Live 8. ¿Ese lo recuerdan? Fue en 2005. No sirvió para un carajo, porque los políticos del G8 prometieron lo que nunca y mintieron como siempre. Noel Gallagher le hizo los honores diciendo: "Keane doing "Somewhere Only We Know" and some Japanese businessman going: "Aw, look at him ... we should really fuckin' drop that debt, you know." It's not going to happen, is it?".

No puede faltar nuestra versión latinoamericana, menos fancy pero igualmente ingenua:

Con esa no recaudaron nada, pero está ñinda ¿verdá? Sobre todo la parte de "rezo una plegaria por Juan Pablo y Gorbachov". Awww.

Y ahora tenemos Causes, campañas de locura Coca-Cola, Kony, Avaaz, las fotos de "dale like si" o "compartí esta foto de un niño con deformidades extremas si querés demostrar tu sensibilidad social y compasión". También tenemos los "que dios la acompañe" en cada semáforo, a manera de maldición por no haber ejercido la caridad. Y tenemos los hashtags. Y decimos tanto. Y hacemos tan poco.

¿Y la moraleja? No sé si siempre tiene que haberla. En todo caso intentaré una bastante simple: el activismo del like, la caridad de semáforo, las fundaciones que llevan a un disfrazado de Santa Claus a dar regalos es posible que sirvan de algo, pero es demasiado poco si no se acompañan de acciones y de encuentros con la gente que piensa distinto (y puede argumentarlo, tampoco el masoquismo). Ya no tenemos a Michael Jackson cantando "we are the world, we are the children" (yaic) pero seguimos nadando alegremente en las aguas de lo ineficaz. Por muy sexy que parezca ser activista en Internet, necesitamos acciones grandes, medianas y no tan pequeñas como un clic. Y si no, al menos, no nos engañemos.

Carolina Flores — activista en pro del software libre, los derechos en el mundo digital y la libertad de compartir. Dice que está escribiendo una novela, pero nadie ha leído una palabra. En el mundo laboral trabaja en gestión de innovación y coordina proyectos tecnológicos. También se dedica a la opinología sin fundamento. Es su deporte favorito. En twitter pierde la compostura como ushcala.
Etiquetas:
1309 lecturas

2 comentarios

like!!! :3

Imagen de nazgul
Desconectado
Empezó: 25 Jun 2008
Karma: 230

Yo veo el "slacktivism" más que todo como una muestra global de frustración y la esperanza de lograr concientizar a otros. Algunos escucharán, otros simplemente ignorarán todos esos shares y likes. Esa situación puede caer en el proselitismo, y este tiende a cansar y eventualmente alejar a muchos. Además hay que filtrar un montón de miedo, falacias y desinformación que abundan en la propaganda activista.

Como individuos comunes y corrientes podemos hacer pequeñas diferencias en nuestro entorno inmediato. Sin embargo, por más cambios pequeños positivos que logremos hacer, los problemas grandes que afectan a la sociedad como un todo están lamentablemente fuera de nuestras manos, y quienes sí podrían solucionarlos parecen no contar con la voluntad para hacerlo, porque primero están los accionistas.

Un claro ejemplo es el paradigma industrial de la obsolencia planificada que ha regido desde ya casi un siglo, donde los artículos eléctricos como por ejemplo bombillos están intencionalmente diseñados para fallar, sin importar cuan cuidadoso sea uno. Uno puede como consumidor hacer sus elecciones, pero éstas son elecciones entre alternativas diseñadas primordialmente para incentivar el consumo y por ende el lucro. La consecuencia que acarrea este modelo es de problemas ambientales que bien podrían ser evitables. 

Sobre las celebridades, pues por más bien intencionada que sea su propuesta, queda de fondo el hecho de que muchas llevan una vida de consumo excesivo, acumulación de recursos económicos muy por encima del humano promedio, etc. 

 

 

 

Imagen de Psuecótico
Desconectado
Empezó: 29 Jun 2008
Karma: 4835