Imagen de Anónimo

Login


El Chivo se despide de la radio

El programa compartió esta tarde un comunicado explicando los detalles.

No hay mucho que agregar desde nuestro escritorio. Manuel Montero, Alessandro Solís y Carlox Soto, lo dicen todo. Juntos escribieron este texto que recuenta la vida y hazañas de El Chivo, para el recuerdo. ¡Salud!

Nos despedimos

Queríamos soñar por mientras tanto. No habían tantas cosas por saber.

En abril de 2008, Manuel Montero tomó las riendas de un programa de música costarricense en la emisora 979. La idea inicial era hacer micro-segmentos de cinco minutos en los que se presentara música costarricense en radio costarricense. Aquello evolucionó hasta convertirse en un programa semanal de media hora, con entrevistas, estrenos y anécdotas de la escena local, de la cual Manuel se declaró un ferviente seguidor desde su adolescencia.

El programa se llamaba El Chivo, no por el animal, sino por la jerga utilizada en la escena para referirse a los conciertos de música nacional. Uno de los primeros logros que encaró Manuel durante sus primeros pasos fue inmiscuir un tema de la banda costarricense The Movement in Codes en la programación regular de la emisora, llevándose la sorpresa de la vida de que aquella canción se colocó en el puesto número dos de los temas más solicitados del año, por encima de una sarta de artistas anglosajones impulsados por sus distintas casas disqueras.

Cosas pasaron. Cambios llegaron. Tiempo antes de salir de 979, Manuel conoció a Alessandro Solís, otro bombeta de la movida que encontró tiempo entre sus estudios para ayudar con algunas secciones del programa. A su vez, Alessandro había conocido a Carlos Soto, un mae todavía más carajillo que él, a quien había instado a escribir en 89decibeles.com, sugiriéndole que sería mejor escuela que cualquier otra universidad a la que pudiera entrar a estudiar periodismo.

Tras una breve pausa, Manuel se llevó El Chivo a 104.7 Hit, un proyecto en el que él y Alessandro echaron mano desde su nacimiento, junto a Fernán Castro, el director de programación de la naciente emisora de corte alternativo. El espacio era idóneo para un programa como El Chivo y, a pesar de las sugerencias de la administración de la compañía de mantener la música en español fuera de programación, los tres hicieron un esfuerzo por catapultarla aunque fuera un par de horas a la semana.

En el 2010, El Chivo se estrena en Radio Hit, con el horario de los sábados en la tarde. Manuel y Alessandro eran los productores y conductores del programa. El segundo nunca antes había tenido experiencia en radio en vivo, y sus millones de errores en las primeras emisiones le ayudaron para ir aprendiendo del primero.

No pasó mucho tiempo para que se tomara la decisión de cambiar de horario, pasando el programa a la franja de 8:00 p.m. a 10:00 p.m., todos los martes, donde se mantuvo al menos un par de años, en su momento de mayor producción. En algún momento, se les unió Carlos en papel de colaborador (quien luego también pasaría a ser conductor), retomando la sección Pase de Prensa, en la que se hacían crónicas y entrevistas de conciertos de música costarricense.

Durante ese lapso, El Chivo produjo el espacio de Sesiones, junto a los productores Autómata y Andrés Villalobos. Se filmaron presentaciones íntimas y acústicas de Colornoise, Seka, Gandhi, Huba&Silica, Henna, The Great Wilderness, PatiñoQuintana y Perrozompopo. A la vez, la escena musical costarricense vivía tiempos de máxima exportación, siendo la primera vez en la historia del programa en el que un tanate de artistas locales tuvo la oportunidad de llevar su música a distintos escenarios internacionales. La producción de discos tampoco se quedaba atrás; era el inicio de un momento dorado en la historia de esta cultura, en una era que todavía sigue viva.

En 2012, Manuel y Alessandro reciben ofertas laborales que los obligan a dejar sus puestos como locutores de Radio Hit. Carlos, por su parte, ya estaba metido en un proyecto editorial. (El Chivo fue, el 90% del tiempo, un trabajo ad honórem.) Aquello coincidió con la aprobación de la administración de la emisora de otorgarle al programa un horario de lunes a viernes, a las 7:00 p.m., considerado una suerte de “prime time” dentro del medio. A riesgo de señalar una obviedad, es importante recalcar que eso era algo muy significativo: se trataba de cinco horas de El Chivo a la semana, algo que no había pasado ni en sus mejores sueños.

Fueron muchos años de pulsear un mayor espacio para la música en español (y la hecha en Costa Rica, por supuesto) en la programación de una emisora que pensábamos que podía ser un actor todavía más directo en el desarrollo de la cultura local; no por ser cultura nacional, sino por ser efervescente. Ya que el público tiende a ser indiferente a primera entrada, difundir la música local tiende a ser un reto mayor: hay que aprovechar cualquier frente disponible para que la gente tenga la oportunidad de escuchar y, por ende, de decidir si le gusta o no.

Los caminos de la música son vastos. A diferencia de cualquier producto que utilice la publicidad y no la calidad para vender, la música es verdaderamente universal. No se necesita marketing para que una canción le cambie el rumbo del día a una persona, solo se necesita que la gente tenga la oportunidad de escucharla. Claro que existen comerciantes de música y claro que es un negocio, pero ambas situaciones no son excluyentes.

Por ejemplo, Alphabetics y Patterns no habían sonado en ninguna radio antes de Radio Hit. Está de más decir que ninguna de las dos bandas tenía representación de ningún tipo que lograra meter un sencillo a la programación regular de la emisora, sonando la misma cantidad de veces que artistas internacionales de “renombre”. Lo único que existía era una buena canción y que los integrantes de las bandas y el personal de la radio formaban parte de un círculo de personas relacionadas a la música en Costa Rica, en el que todos se conocen, como sucede en todos los demás ámbitos, por lo que la canción estaba a la cercanía y proponerla en radio parecía la opción más lógica. Era una buena canción, era natural.

La magia existe. Alphabetics y Patterns son solo dos ejemplos, pero hay más. Bastó con poner las canciones un par de veces para que resaltaran entre las demás, de alguna u otra manera. Son canciones que nunca sonaron sin que alguien del público las pidiera; no había necesidad. Eran grupos que se habían saltado toda la “plataforma para pegar en la radio en Costa Rica” (que no es más que el capricho de turno de directivos alienados de la música) y habían calado entre el público de una emisora en la que era lógico que sonaran.

Hoy, cuando anunciamos que El Chivo va a dejar de transmitirse, recordamos que lo importante de todo esto es que exista gente que, sin importar el lugar en el que estén, siempre busquen impulsar cambios significativos y consecuentes con sus ideales. Si bien el norte del programa siempre fue impulsar la música local, vieja o nueva, y programar música en español en una emisora volcada al 100% al inglés, hoy estamos más claros que nunca que tratar la música local como un nicho es una movida contraproducente: no pocas veces nos encontramos ante la sospecha de que nuestro programa era muy poco escuchado y que la mayoría del público eran músicos y otros elementos de la escena; que no salía del mismo círculo.

Las razones son obvias: no es lo mismo colocar música buena (en el idioma local, nada más) en una franja de una hora al día que acomodarlo a la par de Foo Fighters y Daft Punk, a cualquier hora. Nunca tendrá el mismo impacto. Las causantes de esto fueron algo que siempre cuestionamos abiertamente, sin ánimos de ofender a los responsables. Simplemente nos parece una visión muy anticuada de hacer radio, en tiempos en los que se ha demostrado que las reglas del juego no son tan claras y que es necesario ser más creativos y propositivos en aras de generar contenido.

Nos encantaría decir que la razón por la que El Chivo no va a seguir es esa: que de nada sirve tener un programa de música nacional, porque sigue siendo un tratamiento especial cuando lo que se necesita es igualdad de condiciones. Pero no. También existen otras razones. Luego de que cada uno de los conductores se desarrollara en otros ámbitos laborales que requieren la mayor cantidad de su tiempo, producir cinco episodios a la semana puede parecer una misión suicida.

Bueno, a nosotros ahora nos parece una misión suicida. Si bien pudimos cumplir la labor la mayor parte del tiempo, no siempre sentimos que el programa estuviera al nivel al que debería estar, mientras que paralelamente el ímpetu de todos disminuía. Y antes de desgastarnos más a nosotros mismos y a la audiencia, preferimos abortar misión, contentos de lo acontecido hasta la fecha, con mucho aprendizaje acumulado y con grandes expectativas a futuro. No es un nunca, pero seguramente no habrá El Chivo en mucho tiempo.

No sabemos realmente el tamaño de nuestro público. No sabemos mucho. Nunca fue tampoco un interés; El Chivo era simplemente algo que nos nacía hacer. Vemos algunos números y comentarios en Facebook, pero no sabemos un aproximado real de nuestro potencial público. A los que hayan sido, sin importar el número ni si eran constantes o irregulares en su hábito, solo podemos decirles: gracias. En serio. Gracias por no ser indiferentes. Si algo de lo que dijimos o alguna de las canciones que pusimos se robaron su atención y cambiaron el rumbo de su día, estamos satisfechos. Ese era el punto, esa era la razón de ser: ser nosotros mismos, exponer nuestro mundo y, ojalá, encontrar cualquier tipo de complicidad como resultado.

Gracias a Radio Hit, Cadena Musical, 979, CRC, Grupo TBC, Fernán Castro, Javier Castro, Erick Taylor, Michelle Fúster, René Montiel, Diana Zeledón, Noelia Alfaro, David Cubero, Andrés Villalobos, Tomás de Camino, Rolando Herrera, Mario Fernández, Constanza Enciso, Juan Dahik, Óscar Herrera, Marcela Loría, Marcos Chaves, Alexandra Orozco, Alejandra García, Santiago Ramírez, Diego Delfino y Adrián Pauly, por ayudarnos directa o indirectamente a que este espacio existiera. Gracias también a todos los artistas que nos enviaron su música y nos concedieron entrevistas y una porción de su tiempo en estos cinco años.

Por el momento, Manuel seguirá acumulando empatía e impulsando proyectos inspiradores desde la Fundación Acción Joven, Alessandro continuará aprovechando su plaza en Grupo Nación y experimentando en el programa Colapso. (de Radio Hit), y Carlos persistirá con su desarrollo en la revista Warp Costa Rica. No cabe duda de que vendrán más proyectos y aspiraciones para los tres.

El agradecimiento sincero y el saludo cordial a todas y todos. Fue nuestro placer,

- El Chivo.

Todo es lo mismo. Es un principio y final, y nada más.

1877 lecturas

8 comentarios

Yo era uno de los que escuchaba el programa la mayoria del tiempo y me reia de las burradas que decian. Lastima, en cierta forma si considero que el horario diario los afecto bastante pero bueno, son ciclos y se les agradece lo que hicieron. Ahora, propongo, que cada uno de los 3 retomen las columnas que tenian aca en 89db que eran los textos que mas disfrutaba, just saying Razz

Imagen de Fantomas
Desconectado
Empezó: 12 Mar 2010
Karma: 3946

Con o sin El Chivo, espero que los 3 (Manolo, Hule y Carlos) sigan influyendo en la escena y aparezcan más personas como ellos, con ganas y huevos de darle a la obra nacional la proyección que se merece.

No voy a decir que escuchaba el programa siempre o que era el fan #1, pero se sabe con las intenciones y dedicación que se hacía este.

Me imagino que muchos músicos han de estar agradecidos, pero otros en ascenso deben estar pensando ahora como putas van a sonar en programación nacional.

Gracias otra vez por los años que duró, pero más que eso por la visión que manejan. Solo cosas buenas ha dejado esa actitud.

Imagen de Jose Varul
Desconectado
Empezó: 5 Mayo 2010
Karma: 19

Lástima. Confieso que no era un oyente regular pero el programa era buenillo, de allí se conocí bandas que ni idea de dónde salían... shrug

Para no alargar tanto el comentario y sin ponerme sentimental solo quería decirles a los gestores de ése espacio gracias también thumbs up

Imagen de Fargorn1
Desconectado
Empezó: 10 Jun 2009
Karma: 797

Es una lástima, realmente yo si escuchaba el programa, me gustaba el apoyo que le daban a lo nacional, me mantenía informado, a veces conocía nuevas propuestas y he de confesar que me reía con sus pésimo chistes, pero realmente una vara que siemre me gustó es que el programa daba la idea de que eran 3 compas que se sientan a hablar de música, y me identificaba mucho con eso, pues tengo la dicha de contar con amigos con los que puedo hablar largo y tendido de música, son de mis conversaciones favoritas sin duda.

De mi parte hecharé de menos el programa, y les deseo muchos éxitos.

Imagen de Alex Astorga
Desconectado
Empezó: 6 Sep 2010
Karma: 6

Fiel seguidor desde sus inicios en 979, así que qué mal sin Chivo, pero bueno tienen otros proyectos por lo que es entendible el asunto. Se gozó.

Imagen de asklkd
Desconectado
Empezó: 6 Oct 2008
Karma: 377

Por un lado Pato Machete nos dice: ""A pesar de que tengas todo abierto volvemos a lo mismo: siempre se va a necesitar tener filtros, gente que le puede decir a la banda “pónganse vergas, escuchen esto”, ¿no? “escucha esto, ponle atención a esto”, y eso es lo que puede salvar realmente a la industria. Eso y que las bandas de alguna manera se estén involucrando más, y que llegue el artista y te diga “ten güey, hazme el paro” o “ponme mi disco” o “hazme una reseña”. Es una ida y una venida, una vía de dos [sentidos].""

y por el otro pasa esto... Que vida, no? Pero siempre donde se cierra una puerta, se abre una ventana.

Imagen de Incubus
Desconectado
Empezó: 20 Jun 2008
Karma: 6461

La opción de radio en línea es otra opción, para no dejar morir el proyecto Smile

Ya hemos visto el cierre de emisoras radiales FM y programas como "La Paja Nocturna" han sobrevivido a ello.

Yo estoy recien incursionando en esto de la difusión de música "alternativa" y sí que hay que hacer un esfuerzo muy grande. Les admiro mucho el emprendedurismo y que hayan hecho todo lo posible porque el programa se mantuviera vigente. Cuando algo está hecho con amor, se nota y es por eso que los seguidores de "El Chivo" resentimos su ausencia.

Ahora está en nosotros, como audiencia, seguir pidiendo que existan más espacios de ese tipo. Nosotros elegimos lo que queremos consumir y muestra de ello es ver cuánto ha crecido la escena de música nacional. Hay géneros para complacer a todos los gustos.

Por mi parte, seguiré aportando a como lo he hecho desde el 2008. Asistiendo a conciertos, comprando discos y solicitando la música que me gusta en medios masivos.

¡Larga vida a "El Chivo" Very Happy

 

Imagen de omalauto
Desconectado
Empezó: 7 Nov 2009
Karma: 126

bueno,buena nota siempre me gusto la musica que ponian en el programa, felicidades mas bien porque gestaron un  excelente proyecto y lo supieron cerrar en un momento adecuado.

Y a mi no me gustaban los "chistes", si no es porque los leía aqui y no conociera ese detalle,hubiese pensado  que eran un trio de incapacitados mentales.

Imagen de LIPE
Desconectado
Empezó: 21 Jun 2008
Karma: 957